Saltar al contenido

ELA otro ejemplo del sindicalimo en la policía local de Corella

septiembre 23, 2022

Denuncia ELA en la prensa, que el cuerpo de Policía Local de Corella no tiene suficientes efectivos humanos para cubrir los turnos de fiestas, algo común en otras policías locales de Navarra. Turnos que, por culpa de una Ley de Policías de Navarra injusta, solo permite cubrir si los/as agentes quieren con horas extras.

Para no entrar en muchos debates ni disputas en estos días festivos, recordar al sindicato ELA, que la falta de agentes para cubrir turnos no es sinónimo de inseguridad. La seguridad está garantizada en Corella gracias a la coordinación con Policía Foral y Guardia Civil La seguridad se cubre sobradamente y de manera muy efectiva con el apoyo de otros cuerpos policiales.

Pero lo que si debiera explicar y preguntarse el sindicato ELA, es que tipo de delegados sindicales tiene en el cuerpo de Policía Local de Corella, cuando su representante y el de todos sus compañeros, no quiere trabajar en fiestas de Corella pidiendo horas sindicales.

Es decir, el representante de ELA en la policía de Corella, los días 23, 24 y 25 de septiembre, los tres turnos que le correspondía trabajar, ha pedido horas sindicales. Con estas actitudes, ELA, o mejor dicho, su delegado sindical en la policía local de Corella, dando ejemplo de compromiso y servicio.

Un nuevo curso en el Colegio Público de Corella.

septiembre 15, 2022

Acaba de comenzar el curso escolar en el Colegio Público de Corella. El Centro Escolar en este aspecto empieza a parecerse a los años anteriores a la pandemia del COVID. Pero solventado un problema, se enfrenta a otro que debemos, entre quien tenga algún tipo de responsabilidad, implicarse en solucionar. 

Lo más acuciante que tiene ahora el colegio, es adaptarse al crecimiento exponencial de alumnado en los últimos años. El centro público de Corella ha aumentado un 30% su número de alumnos en los últimos seis años, un tercio más de personas con el mismo espacio físico. Ha pasado de 692 estudiantes en el curso 2015/2016, a 897 en el último curso. En los dos últimos años, la población escolar ha crecido en 113 alumnos/as.

En los últimos cuatro años, el Ayuntamiento como propietario del centro, ha tenido que ir realizando obras adaptando diferentes espacios para convertirlos en aulas. El verano pasado, para comenzar el curso 2021/2022, hubo que reducir el salón de actos y eliminar un almacén para construir dos nuevas aulas. A su vez, se tuvo que reducir el patio de recreo para seguir disponiendo de almacén. El año anterior, curso 2020/2021, hubo que suprimir la biblioteca de la primera planta para habilitarla como aula, reformando el almacén del patio para convertirlo en biblioteca.

Un año antes, en el curso 2019/2020, se redujo el laboratorio y se habilitó ahí una nueva aula. En el curso 2018/2019 un aula de tamaño estándar se tuvo que dividir en dos para convertirlas en aulas de apoyo. Este verano, se habilitará lo que queda de laboratorio y un aula de informática como aulas de clase normales. Todo, como es evidente, en detrimento de la calidad del centro.

En el caso de que se necesite añadir una nueva línea en alguno de los cursos,  tenemos la autorización de Educación de hacerlo, de menara provisional, en el colegio anexo de infantil.

El pasado 28 de junio se mantuvo una reunión entre responsables de infraestructuras educativas y el Ayuntamiento de Corella, y pasar de que ciertos sectores locales no se lo terminan de creer, el Gobierno de Navarra adquirió el compromiso de una inmediata ampliación del centro escolar. El compromiso es ampliar el edificio en seis nuevas aulas de tamaño estándar, más una nueva, en la planta baja, denominada Ikasnova, donde se aplican nuevos modelos educativos. Esta ampliación estará acompañada de los medios humanos y materiales necesarios. Hemos vuelto a solicitar otra reunión para octubre para asegurar que los plazos se cumplen.

Se comprometieron a encargar el proyecto en octubre, tenerlo registrado en Ayuntamiento antes de finalizar el año y comenzar las obras para que estén listas en el comienzo del curso 23/24.

Este crecimiento desbordante, sumado a casos de dificultades de integración idiomáticas, no son buenas para una educación de calidad, ni integradora. Modelos a nuestro entender mal gestionados, que están provocando situaciones complicadas de crecimientos locales en avalancha. Crecimientos de población desconocidos hasta ahora en municipios pequeños como Corella. Situaciones que no parecen distintas al resto de los pueblos navarros de la cuenca del Alhama.

No es responsabilidad municipal definir el sistema educativo: ni hacemos decretos, ni leyes,  por lo tanto no determinamos ratios, ni asignamos alumnado centro, ni podemos como ayuntamiento poner personal o recursos educativos. Pero no siendo una política municipal todo lo anterior, sí es la política educativa pública dependiente de la administración foral, la que tienen que intervenir para que se gestione bien las ratios, el alumnado, el profesorado y los medios que se dotan al centro, y tenemos que reconocer, que en algunos casos, no se están acertando.

Lo que sí es responsabilidad municipal, es atender las demandas del centro. No solo del espacio necesario como hablamos hasta ahora, sobre todo en nuestro caso, en la adaptación de un edificio construido para albergar un colegio público de los años ochenta del siglo pasado. En este aspecto, escuchando a padres y madres a través de la Apyma, y guiados siempre por el criterio del equipo directivo del centro, estaremos todos a una, para que el alumnado de Corella disponga de unas buenas condiciones, y puedan conseguir unos resultados académicos excelentes.

Dudas sobre la eliminación de unos cipreses ornamentales

septiembre 1, 2022

En el Ayuntamiento nadie puede tomar una decisión de cortar un árbol dentro del casco urbano sin una justificación avalada por informes. Informes que indiquen que una decisión tan drástica y letal para el árbol, es la única que se puede tomar.

Los últimos árboles cortados eran unos cipreses ornamentales. Estos cipreses se plantaron a modo de seto en un espacio de tierra de unos 50 cm de ancho por varios metros de largo. Este pequeño espacio está situado, entre la solera del patio del antiguo Convento de Combonianos (actual IES Alhama) y el medianil de una vivienda particular.

El poco espacio disponible para el crecimiento de estos árboles y la cercanía a la vivienda, no permitían mantenerlos sin que siguieran dañando los muros y la estructura del garaje de la vivienda colindante. Cualquier otra decisión, como recomponer muros y estructura a cargo del Ayuntamiento, por ser propietarios de todo el edificio y patio, hubiera sido solo temporal y de muy corto plazo.

Las respuestas ante ciertas dudas suelen ser muy sencillas, pero a buen seguro, que ante cualquier decisión que se toma desde el Ayuntamiento, hay personas que tienen soluciones mucho más ingeniosas que aportar o criticar.

Portada programa de fiestas 2022

julio 30, 2022

La decisión de modificar la tradición de elegir la portada del programa de fiestas de este año 2022 ha sido planteada y debatida en una Comisión de Cultura. Bajo nuestra consideración, y a pesar de las opiniones que se puedan mostrar de manera posterior, aceptada por todos los grupos municipales.

Es verdad que desde los años 80 del siglo pasado, la tradición ha sido montar un concurso popular o por lo menos público para la elección de la portada del programa de fiestas de Corella, Pero no siempre ha sido así. Como ejemplo, en el año 1994 se decidió como homenaje al 50 aniversario de la inauguración de diferentes obras realizadas en Corella, y también como homenaje al artista corellano Marcelino García, repetir la portada de 1954.

Por lo tanto, en momentos especiales y con hechos especiales, la portada del programa de fiestas no ha sido elegida popularmente. Y este año ¿por qué considerábamos que hay algo especial para cambiar la tradición?, pues la conmemoración del 175 aniversario de la inauguración de la plaza de toros de Corella, la plaza de toros más antigua de Navarra. La portada de este año 2022 tendrá como elemento principal, sin interferencia política ninguna, la plaza de toros de Corella, un cuadro elaborado con total libertad para el artista elegido.

Que se considere la decisión de encargar directamente a un reconocido artista local un cuadro que se utilizará como portada del programa de fiestas 2022, cuadro que pasará a ser patrimonio cultural de Corella, como la supresión de la participación ciudadana en la vida municipal, nos parece retorcer de una manera un poco extrema lo que se debe considerar como participación de la ciudadanía en la vida municipal.

Lo que si consideramos en la elección del cartel, y así se expuso también en la comisión de cultura, que la votación popular, aunque se haga una previa selección de cinco carteles por técnicos, no se puede considerar como el mejor modelo. Ha quedado demostrado en los últimos años, que no se vota por calidad, originalidad o novedad, se vota por amistad o familiaridad.

Encargar este año la portada puede ser una decisión puntual, como lo ha sido otras veces. Donde consideramos que se debe concretar la participación ciudadana, es en la elaboración de todo el programa, y ahí nos volcamos.

Los concejales y concejalas de ACI nos hemos empezado a juntar con todos los colectivos y asociaciones corellanas de todos los ámbitos sociales, culturales o deportivos. Con personas que se pueden considerar parte activa de la sociedad, representativas. Somos receptivos a analizar todas las iniciativas, pidiendo a todos los colectivos y asociaciones su participación y colaboración. Después lo llevamos a Comisión de Festejos y ahí se expone. Si se considera oportuno por los diferentes grupos políticos, se ratifica.

Varapalo judicial y económico

abril 5, 2022

Nuevo varapalo judicial y económico a los delegados sindicales de la Policía Local de Corella. Tendrán que desembolsar más de 10.000€ para el pago de las costas de una demanda que interpusieron contra el Ayuntamiento y que los tribunales, como unas cuantas sentencias y resoluciones más, les han dicho que sus acusaciones están fuera de lugar.

La demanda que interpusieron fue contra una resolución de alcaldía, donde a dos policías se les abrió un expediente por graves acusaciones. Los agentes consideraron que esa resolución vulneraba sus derechos sindicales, causándoles graves daños morales.

Además de demandar al Ayuntamiento por vulneración de sus derechos sindicales, en nada menos que tres apartados como son el derecho a la igualdad y no discriminación, el derecho a la negociación colectiva y el derecho a la garantía de indemnidad (derecho de los trabajadores a no ser damnificados por represalias de los empresarios cuando existe una reclamación), pedían una indemnización que debería pagar el Alcalde de Corella de 100.006€. Esta indemnización por daños y perjuicios sobre todo morales estaba basada, (que por su salida de contexto la reproducimos textualmente) en lo siguiente:

“Entendemos que en este caso es procedente dicha petición adicional por la intensidad y agresividad del comportamiento antisindical de la Administración demandada, por su carácter burdo, evidente y ostensible y su finalidad disuasoria de la acción sindical, tanto para los recurrentes como para el resto del colectivo de funcionarios al que estos pertenecen”.

Pues bien, en una sentencia firme del Juzgado Contencioso-Administrativo N.º 3 de Pamplona la demanda ha sido desestimada. Sentencia que de manera reiterada y de forma muy taxativa dice, que no se ha vulnerado ningún derecho sindical. En la misma sentencia, se determina que se les debe imponer el pago de las costas a los agentes.

En la cuantía de las costas hubo una nueva discusión. Los servicios jurídicos municipales reclamaban que las costas debían estar en función a la reclamación que los delegados sindicales habían realizado, es decir sobre los 100.006€, mientras que los delegados sindicales solo reconocían el coste de los servicios jurídicos. De nuevo otra derrota. La justicia ha determinado que le criterio que mantenían los servicios jurídicos municipales sobre las costas, es el correcto. Por lo tanto les condenan a abonar algo más de 10.000€ en concepto de costas y tasación

Debemos puntualizar, que los reitirados escritos y demandas constante de un grupo de agentes del cuerpo de policía, a los que hay que contestar y recurrir en tiempo y forma, llevan a la saturación de los recursos humanos municipales, además de gastos importantes en recursos económicos, para que después, de manera generalizada, los tribunales les tengan que decir que no tienen razon.

La seguridad un gasto necesario (I)

marzo 28, 2022

Una vez más, un sector de la Policía Local intenta atacar al equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Corella por una situación, donde como todo en la vida, cada uno debe analizar su parte de responsabilidad. Pero visto lo visto, y por lo que leemos continuamente en la prensa, no parece que este sea solo un problema del Ayuntamiento de Corella, sino más bien, que un estamento tan necesario para la sociedad, y al amparo de una Ley de Policías de Navarra, las relaciones laborales se encuentren desequilibradas de manera muy parcial hacia el lado de los cuerpos policiales locales.

En esta nueva nota de prensa remitida a los medios de comunicación por parte de un sindicato, se hace un batiburrillo de acusaciones que no vamos a dejar pasar por alto. Eso sí, para que haya algo de claridad, vamos a analizarlo con distintos artículos para diferenciar las acusaciones.

Empezamos dando los datos del precio del convenio con el Departamento de Interior del Gobierno de Navarra. Convenio que tenía por objeto cubrir un turno con dos agentes de Policía Foral. Se firmó en abril de 2019 y finalizó en marzo de 2020.

Reiteradamente, el coste de aquel convenio es utilizado por estos agentes para dejar entrever un gasto desmesurado del servicio que prestó la Policía Foral en su momento. El Ayuntamiento pidió conveniar con el Departamento de Interior básicamente por dos problemas. El primero y fundamental: la falta de agentes para cubrir con dos personas los turnos de trabajo, problema que hasta ese momento se solventaba con horas extras. El segundo y consideramos que detonante del conflicto, la amenaza por parte de los delegados sindicales de no hacer horas extras si no se incrementaba el complemento de puesto de trabajo hasta un valor concreto. Incremento que era superior al que después de analizar el puesto de trabajo les ha correspondido. Ante aquella amenaza, se decidió no aceptar el órdago y buscar un acuerdo con Interior.

Es verdad que la Policía Local de Corella tiene un déficit de agentes para cubrir todos los turnos, pero existe y lo conocen, el compromiso de terminar el año 2022 con la plantilla completa. Se están celebrando ahora las pruebas para la incorporación de los/as nuevos agentes y quedará garantizada la plantilla al completo.

Pero vamos a comparar costes. Para cubrir todas las horas con al menos dos agentes, hay que disponer de 17.520 horas de personal para hacer los servicios. La cuenta es sencilla, 365 días de un año, por 24 horas diarias y por dos agentes.

El número de horas máximas anuales que trabaja un agente a tres turnos es de 1.457 horas/año. Por lo tanto, si todo va bien, para cuadrar calendarios y cubrir algunos días con refuerzo de personal, son necesarios 14 agentes más la jefatura. El presupuesto del Cuerpo de Policía de Corella para el año 2022 es de 854.540,34€. (Presupuesto en PDF)

En el convenio con el Gobierno se acordaba cubrir un turno diario, ya fuera mañana, tarde o noche, los siete días de la semana, los 365 días del año, y siempre con dos agentes de Policía Foral en el turno. Si se producían bajas laborales por enfermedad, vacaciones o cualquier otra incidencia, el Ayuntamiento no tenía que abonar ningún incremento. El convenio garantizaba por 218.000€ un turno siempre cubierto. Además de los dos agentes, la Policía Foral ponía un vehículo con todos sus costes a cargo del Gobierno.

Si en lugar de un turno, se hubiera conveniado los tres turnos, el de mañana, tarde y noche, los siete días de la semana,  y los 365 días del año, el coste total sería 218.000€ por turno, por 3 turnos. 654.000€ al año.

No parece que en coste económico fuera más caro, sino más bien, más barato. ¿Por qué solo duro un año? Pues porque el Gobierno de Navarra no quiso renovarlo. Otros Ayuntamientos empezaron a reclamar lo mismo que tenía Corella.

Esperemos que haya quedado claro el coste de un servicio con Policías Locales o Policías Forales. Ahora bien, habrá una parte de la ciudadanía que le guste más que patrullen unos agentes u otros. Para gustos están los colores, pero no los datos que dejan a la luz la realidad.

Y explicado esto, pasaremos luego a la falta de personal.

Para no errar, lo mejor no hablar a destiempo

noviembre 26, 2021

Cuadro de texto:  No hay nada más precipitado e inoportuno que exigir responsabilidades a destiempo. Unas personas que por su formación debieran conocer que lo que exigen, puede tener tan poco recorrido que en poco tiempo tengan que callar, y sobre todo, arrepentirse de lo que han dicho.

Digamos que esto viene a cuento, por las absurdas declaraciones que han hecho los delegados sindicales de la Policía Local de Corella pidiendo responsabilidades al Alcalde, con La exigencia de cesar al Jefe de Policía después de una Resolución del Tribunal Administrativo de Navarra. Una Resolución en la que les da la razón, por primera vez en mucho tiempo, a una demanda presentada por este colectivo.

En esta Resolución, que no Sentencia, dice que la decisión del equipo de gobierno de nombrar Jefe de la Policía Local a una persona que se encuentra en comisión de servicios en Corella, con plaza de agente y experiencia reconocida en un municipio que no es navarro; persona a quien se le permite ser policía local de Corella, por lo tanto, bajo nuestro criterio Policía de Navarra. Pero según el Tribunal Administrativo no puede ejercer la función de Jefe del Cuerpo por no ser policía de Navarra. Resolución del TAN que respetamos pero que no compartimos, y por lo tanto, porque creemos en la justicia y el derecho a discrepar, RECURRIREMOS ante el Tribunal Contencioso Administrativo.

La decisión del TAN es bajo nuestro punto de vista incompresible, ya que siendo la jefatura un puesto de confianza, (al jefe de policía lo nombra o destituye directamente el Alcalde), solo podrían ejercer esta función policías forales o agentes municipales. Agentes municipales que pueden ser de Corella, Alsasua, Tudela o cualquier otro municipio de Navarra, pero según este razonamiento, no podrá un Alcalde nombrar a un agente que ejerza de policía en Navarra, y que haya venido a Navarra en comisión de servicios, por ejemplo de La Rioja, Andalucía o de Valencia. Bajo este criterio tan injusto, tampoco pueden ser Jefe de Policía Local un Guardia Civil o Policía Nacional, ni siquiera ejerciendo su trabajo en Navarra. Algo, que bajo nuestro punto vista roza la inconstitucionalidad o como mínimo la igualdad de oportunidades.

En el caso que nos ocupa, de lo que estamos convencidos quienes firmamos esta carta, pero también buena parte de la ciudadanía de Corella, es que a los demandantes y otros agentes cercanos a estos, (ni mucho menos toda la plantilla como quieren hacer creer), lo que no aceptan, no es si cumple o no cumple la ley el nombramiento de jefe, sino más bien, que el jefe les haga cumplir a ellos con sus obligaciones. Y para concretar más, les molesta de una manera especial que no hayan sido ellos quienes decidan quién debe ser el jefe de Corella, o al menos, que no se haya nombrado un jefe designado por este grupo de agentes. Y esto es así, porque solo pretendieron con la decisión de recurrir, que quien nombre el alcalde como jefe sea más un amigo, que un jefe. 

El Tribunal Administrativo de Navarra al que respetamos y aceptamos sus resoluciones, ha resuelto que se incumple la Ley de Policía de Navarra en el artículo 29.4 de le Ley de Policías de Navarra. Algo que podía ocurrir, pero que estamos convencidos, que los Tribunales de Justicia, en este caso el Contencioso, (como en otras dos sentencias recientes),  nos dará la razón en la decisión de nombrar a un jefe con capacitación, experiencia, dotes de mando y que pensamos es ajustado a derecho su nombramiento. Un jefe que consideramos más adecuado para las necesidades de Corella, que para los caprichos de algunos agentes.

Esta es la quinta demanda en menos de dos años interpuesta contra decisiones municipales por delegados policiales o agentes locales en Corella. En la mayoría de las Resoluciones del TAN, pero sobre todo en todas las sentencias del Tribunal del Contencioso Administrativo, no les ha dado la razón ni a los delegados, ni a los agentes. En las dos sentencias del Contencioso Administrativo además de no darles la razón, les ha condenado a costas.

Existiendo la posibilidad por parte del Ayuntamiento de presentar un recurso a la Resolución de TAN, no habiendo pasado el plazo de presentación del recurso al Contencioso, resulta muy precipitado, o mejor dicho, muy osado exigir actuaciones, que como decimos al principio, es muy posible que pasado el tiempo y sentenciado por un tribunal de justicia, a quien exige ahora, se le tenga que exigir después rectificaciones.

Hay que esperar para hablar y actuar cuando los tiempos, en este caso los plazos, te permiten no errar. Y es por no errar, que después de las últimas sentencias por demandas policiales en las que no les da la razón, una vez pasado el plazo en el que ya no caben recursos, desde el Ayuntamiento hablaremos y sobre todo actuaremos en consecuencia.

Lotería ACI Navidad 2021

noviembre 12, 2021

 

La lotería de ACI la puendes encontrar en la adminstración de lotería de Corella y Bar Perejil.

Solo se puede comprar en décimos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comunales de Corella. El error de Abatores (2)

junio 11, 2021

El 12 de septiembre de 1997 el Gobierno de Navarra presidido por Miguel Sanz, con Ignacio Martínez Alfaro como Consejero de Agricultura, aprobó el Decreto Foral 217/1997. Con este decreto se ponía en marcha la concentración parcelaria en el término Abatores.

La concentración de Abatores incluía terrenos de los municipios de Corella, Cintruénigo y Fitero. Si se hubiese ejecutado correctamente, hubiera supuesto un cambio radical en la forma de entender la agricultura de los tres municipios, sobre todo, por la indudable fuente de riqueza que supone disponer de agua en la agricultura, y por ende, el valor económico de las tierras concentradas, y con agua para regar, se hubiera multiplicado. Pero las desavenencias sobre la propiedad de las tierras provenientes del reparto en 1902 de los Montes de Cierzo y Argenzón, truncaron la posibilidad de una transformación radical de la agricultura en la zona. Fracasó por falta de voluntad de algunos agricultores, y lo más importante, por una clara falta de dirección y valentía política.

La historia del último desacuerdo sobre la propiedad de Montes de Cierzo y Argenzón no es tan antigua para que no la recuerden en primera persona muchos políticos, y sobre todo, muchos de los propietarios de los derechos de los Abatores. Mucha perplejidad ocasionó, entre los técnicos que estaban desarrollando el proyecto, la posición que mostraban algunos vecinos sobre la propiedad de las parcelas que estaban analizando. Muchos de estos vecinos acudían a las reuniones concertadas, con documentos que no certificaban la propiedad de las parcelas, pero que ellos aseguraban poseer. Añadido a esto, un funcionario del Ayuntamiento de Corella insistía que, a pesar de la oposición de ciertos sectores interesados, al menos las tierras afectadas por el proyecto del término de Corella eran comunales.

Ante esta incertidumbre, el Gobierno de Navarra encargó a la entonces Jefa del Negociado de Régimen Jurídico de Estructuras Agrarias, que dependía del Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación del propio Gobierno, un informe jurídico sobre si las tierras afectadas tenían o no carácter de bien comunal. El informe que es conocido por “Informe Yabar”, se publicó en diciembre de 1999.  Fue concluyente en el sentido de considerar a todo el término de Abatores como comunal.

El Gobierno de Navarra, con esta patata caliente encima de la mesa, encargó otro informe jurídico externo. Esta vez, a través de la universidad de Zaragoza, a uno de los mayores expertos en comunales de España: el profesor Eloy Colom. En el informe del profesor Colom, fechado en Diciembre de 2000, también es contundente.  Concluye que, más allá de que algunas parcelas concretas no lo sean, los bienes afectados en la concentración parcelaria de Abatores son bienes comunales.

Visto los informes, el Gobierno creyó que lo conveniente en este caso, era realizar un estudio más concienzudo sobre la naturaleza jurídica de la parte de los Montes de Cierzo y Argenzón perteneciente a Corella, Cintruénigo y Fitero. Estudio que se encarga también a la Universidad de Zaragoza, y que dirigió Eloy Colom con un grupo de colaboradoras.

El estudio está compuesto de 50 volúmenes, y recoge en sus casi 32.000 páginas, 782 documentos provenientes de los archivos municipales de Corella, Tudela, Cintruénigo, Fitero y también del Archivo General de Navarra. El primero de estos volúmenes, recogen las conclusiones del estudio. La conclusión es contundente:  las parcelas provenientes del reparto de Montes de Cierzo y Argenzón, excluyendo algún caso en el que se tramitó la desafección correctamente, son comunales.

Frente a estos informes y estudios, la gran mayoría de los propietarios de derechos como es lógico, anteponen otros informes o estudios que buscan argumentos jurídicos para decir lo contrario. Estos son informes que han sido encargados por la parte interesada, con toda lógica, que para eso lo han pagado, dicen que no son bienes comunales, sino propiedades particulares.

Estos trabajos escritos que hablan de propiedad particular, tienen su origen en un informe encargado en el año 1946 al abogado corellano José María Arellano Igea sobre los comunales de Corella. El encargo del “Dictamen” se hizo por los Alcaldes de Cintruénigo y Fitero, y se difundió en la época a través de un panfleto del que se editaron 2.000 ejemplares. Por estos ejemplares pagó el Ayuntamiento de Cintruénigo 3.197 pts. a la “Imprenta Gonzalez” de Madrid.

Pero ha habido más, el más reciente un informe encargado esta vez por la Sociedad de Regantes de Cintruénigo a las profesoras Mercedes Galán y M.ª Amparo Salvador, que plantea otra línea argumental, pero que llega a la misma conclusión, la no existencia de bienes comunales en esta zona.

Si cualquiera de las teorías que niegan el carácter comunal de Montes de Cierzo y Argenzón hubieran tenido peso legal, o cabida jurídica, quien gobernaba con mayoría absoluta Navarra y que aprobó el Decreto Foral de concentración parcelaria lo hubiera realizado sin problemas, pero no lo hizo. El Gobierno de Navarra siempre ha defendido el carácter comunal de estas tierras y lo sigue manteniendo.  El Gobierno de Navarra, o la Diputación antes de la democracia, podía haber cambiado la naturaleza jurídica de los Montes de Cierzo y Argenzón, pero nunca lo ha hecho.

En nuestro caso, el Ayuntamiento de Corella, en otro momento crucial en el que vivimos con la llegada del canal, queremos al menos afrontar el problema. Por eso damos un paso que estamos seguros, (porque no hay otro camino) que luego otros Ayuntamientos darán. El Ayuntamiento de Corella, no puede hacer otra cosa que reconocer los derechos sobre el uso de estas tierras, pero no podemos renunciar a nuestra obligación de defender el patrimonio común.

Con aquel decreto Foral 217/1997 el Gobierno de Navarra puso las bases para realizar una pequeña revolución que hubiera cambiado en parte la agricultura de los tres municipios, pero la falta de voluntad de los Ayuntamientos implicados malogró un gran proyecto para la agricultura. Ahora, de nuevo, tenemos oportunidad de arreglarlo gracias al Canal de Navarra o a inversiones en energías renovables. No miremos hacia otro lado. No volvamos a cometer el error de Abatores.

Comunales de Corella y Canal de Navarra. (1)

mayo 20, 2021

El Ayuntamiento de Corella aprobó en pleno el día 15 de abril, unas bases transaccionales con el fin de recuperar la propiedad comunal de Corella. A estas bases se pueden presentar alegaciones hasta el 11 de junio.

La historia es compleja, porque los comunales resultantes del reparto de Montes de Cierzo y Argenzón en el año 1.902 siempre ha sido un tema complejo y actualmente desconocido. Desde la gestión realizada por la Junta de Gestión de los Montes en época anterior al reparto del comunal, como posteriormente, gestionados ya por los propios Ayuntamientos, no fue la más acertada. Hay que recordar que estos Montes fueron propiedad comunal de gestión conjunta (similar al modelo de las Bardenas Reales) de los municipios de Tudela, Corella, Cintruénigo, Cascante, Fitero, Murchante y Monteagudo, durante más de 250 años. Los Montes, con una extensión de 28.359 Ha. fueron comprados y pagados al Rey Felipe IV en función de la población que tenían cada pueblo en 1665, por 12.000 ducados.

En el reparto de 1.902, a Corella le correspondieron casi 5.000 Ha. de los Montes, cantidad que disminuyó con la segregación de Castejón como municipio perteneciente a Corella en 1929. Esta cesión de tierras, entre otros problemas económicos para Corella tras la ruptura, supuso la entrega de casi 1.000 Ha. de comunal al Ayuntamiento de Castejón.

Durante los años 20, 30 y 40 del siglo pasado, la conflictividad de la gestión de las corralizas y comunales, como en el resto de municipio navarros, fue alta. De una forma u otra, se intentó dar alguna solución a los conflictos, sobre todo hasta los años 50 del pasado siglo XX. En los años 50 del SXX, se llegó a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Corella y agricultores de Cintruénigo, acuerdo forzado por las circunstancias políticas de la España de aquellos años, pero nunca la Diputación Foral de Navarra, por entender el acuerdo oneroso para los intereses de Corella, ratificó el denominado “Acuerdo de Concordia”. La Diputación y desde la llegada de la democracia el Gobierno de Navarra, era el Órgano Supremo que debía ratificar aquellos acuerdos para ser válidos, pero nunca los autorizó. Y todo, a pesar de los intentos de agricultores y políticos de la época, para que la Diputación los aprobará, colocando al frente de la misma entre 1947 y 1952 a José María Arellano Igea, abogado corellano proclive a ceder los comunales de Corella.

Más tarde, en 1999, el Gobierno de Navarra aprobó el Decreto Foral 217/1997 por el que se pretendió poner en regadío unas 1.000 Ha. en el término de Abatores, tierras pertenecientes a los municipios de Corella, Cintruénigo y Fitero, y provenientes del reparto de los Montes de Cierzo y Argenzón. Poner en regadío aquellas tierras, hubiera supuesto una generación importante de riqueza para los tres pueblos, pero sobre todo para sus vecinos y vecinas. Todo se truncó, porque después de comprobar que había discrepancias sobre la propiedad de la tierra, encargó el Gobierno de Navarra un estudio a la universidad de Zaragoza sobre la naturaleza de la tierra. La conclusión fue muy clara. Los terrenos eran comunales. Ni los ayuntamientos empujaron, ni el Gobierno Navarra se preocupó de buscar una solución y se fue todo el proyecto al garete.

Entendemos y comprendemos la inquietud que puedan tener muchos ciudadanos y ciudadanas con tierras en los Mones de Cierzo y Argenzón, y no podemos hacer otra cosa que tranquilizarles. Les podemos asegurar que no hay ninguna voluntad desde el Ayuntamiento de Corella de quitar a nadie lo que sea suyo, ni de expropiar derechos de nadie. Todo el que tenga un derecho sobre la tierra, que no le quepa ninguna duda de que le será respetado y reconocido. Más aún, en las próximas fechas se les ofrecerá alternativas que consideremos muy ventajosas, y sobre todo, la decisión de acordar será de los/as propietarios de sus derechos y de nadie más.

Para algunas personas, intentar solucionar un problema de este calibre, será interpretado como meterse en un gran charco, pero lo cierto es que, más de veinte años después de aquella ocasión perdida, en la que un acuerdo hubiera puesto en regadío muchas hectáreas de Corella, Cintruénigo y Fitero en el término de Abatores, nos llega una nueva oportunidad con el Canal de Navarra. El Canal regará nuestras tierras en un futuro cercano, pero solo lo podrá hacer, sobre buena parte de las tierras sobre las que el Gobierno de Navarra tiene muy claro que son comunales, si está dirimida la propiedad definitivamente. Si no se le da una solución, nuevamente volveremos a ver pasar el agua sin regar nuestros campos.

Con la aprobación de las bases transaccionales, acordadas con el Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Corella pretende poner una herramienta que pueda facilitar acuerdos, porque si no actuamos a tiempo y de manera correcta, seguro que lo lamentaremos. Podremos echarle después la culpa como siempre a otros, ya sea al Gobierno de España, el de Navarra, o a aquellos grupos que no quieren el Canal, pero la única responsabilidad será nuestra, de todos y todas los que otra vez, cuando llegan oportunidades de un futuro mejor para el campo, pero ven dificultades, se ponen de perfil y no afrontan por miedo la búsqueda de soluciones, por muy complejas que puedan ser. 

A %d blogueros les gusta esto: