Skip to content

La ley del embudo

julio 24, 2013

embudiCuando se ejerce de oposición política, más allá de estar donde los ciudadanos han querido que estés, se tienen dos obligaciones: el control y denuncia de actuaciones de quien gobierna y proponer alternativas. También, como es lógico, apoyar decisiones o acciones de quien gobierna. En el caso de Corella la estadística dice que de cada diez asuntos que se llevan a Pleno, ocho son apoyados por ACI, a pesar de esto, como se resalta más  la disparidad que el consenso, aparecemos como que siempre estamos en contra. Hoy nos toca la denuncia y no de un caso en concreto, denunciar la aplicación por parte de nuestro Alcalde de  la famosa  “ley del embudo: lo ancho para uno, lo estrecho para los demás” en licencias o autorizaciones en negocios públicos.

Cuando se tiene la responsabilidad de gobernar, se tiene también la obligación de  actuar con igualdad con todos los ciudadanos, se tiene la obligación de tratar a todo el mundo por igual,  si se permite un poco de manga ancha,  se tiene que hacer por igual con todos los implicados, no hacerlo así, lleva a que en ciertos negocios haya  competencia desleal, favoreciendo a quien puede ser sus amiguetes o a quien más chilla en el despacho del alcalde, con el correspondiente perjuicio al resto. Pero aquí en Corella, nuestro Alcalde, tiene como bandera la aplicación de la “Ley del embudo”, con la miedosa e irresponsable actitud de echar la culpa a la oposición cuando después de mucho tiempo de permitir irregularidades, tiene que llamar al orden a algún amiguete y obligarle a cumplir sus obligaciones, o la otra, autorizar de manera verbal irregularidades “hasta que la oposición le diga algo”.

Como oposición tenemos la obligación de denunciar, pero no de hacer de policía y menos de señalar con el dedo a quien no cumple las normas, pero aquí en Corella el Alcalde nos pide que seamos nosotros quienes señalemos, no la irregularidad, pretende que denunciemos a quien incumple con la única intención de ir corriendo a llamar por teléfono y decir al denunciado “oye, que los de ACI me está dando la pelmada con lo tuyo”.

Hay actualmente claros ejemplos de incumplimientos de normas, conocidas por el Alcalde, irregularidades que cometidas por otros serían denunciadas y obligados a cumplir rápidamente o cerrar esos negocios. Pero aquí no, aquí se espera a que denunciemos y ponernos en el disparadero.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: