Saltar al contenido

El dinero gastado y mi calle sin urbanizar

enero 28, 2011

El Ayuntamiento sin un duro y mi calle sin urbanizar. Esto es lo que pensaran  muchos vecinos de Corella, al menos los que viven en las calles Oratorio, Goyera, el final de la calle Pascual Oñate o en la calle de Blas de la Serna, estas cuatro calles debían haber estado urbanizadas correctamente en el año 2008, pero a día de hoy no lo están, y con total  seguridad las calles están mucho peor que entonces.

Vecinos de estas calles que llevaban muchos años esperando que se urbanicen, vieron como se aprobaba el proyecto, como nos aprobaba el Gobierno de Navarra  las subvenciones (más del 70%) y como se  adjudico la obra en diciembre de 2006. Estamos en enero de 2011 y si te he visto no me acuerdo.

Lo lamentable de la situación es que, en el último Pleno que se ha celebrado en Corella, UPN aprobó dejar sin efecto la ejecución de la urbanización de estas cuatro calles. Las excusas mil y una, la realidad: es que la incompetencia en hacer cumplir el contrato firmado por el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria es la única razón

La empresa puede tener mil y una razones para no querer terminar las obras, están en su perfecto derecho, ellos miran por su empresa, pero el ayuntamiento que debiera mirar por todos los vecinos ha mirado hacia otro lado, no ha cumplido con su obligación de velar por los intereses de todos los corellanos. Porque aunque en estas calles vivan un número determinado de vecinos las consecuencias las pagamos todos.

En el Pleno del 12 de diciembre de 2006, el Ayuntamiento de Corella adjudico las obras  denominadas “Renovación de redes y pavimentación de las calles Aoiz, Plaza de Merindades, Sangüesa, Constitución, González Ruiz, Blanca de Navarra, Pascual Oñate, San Pedro, Oratorio, Blas de la Serna, Tudela y Goyera”.

El proyecto se valoró en 2.648.200€. El Ayuntamiento de Corella se hacía cargo de la obra por valor de 1.860.356 €, y el resto hasta los 2.648.200€ eran obligación de ejecutar por parte de la Mancomunidad de Aguas del Moncayo.

El Gobierno de Navarra concedió una subvención para la ejecución del conjunto de la obras.

Las obras correspondientes a la calles Oratorio, Goyera, Blas de la Serna y el tramo final de Pascual Oñate no han sido ejecutadas. Las cuatro calles, según los informes supone una cantidad de aproximadamente 306.965 €.

Estos más de 300.000 hubieran sido subvencionados, por una cantidad de algo más de 200.000€. Y que con toda seguridad es un dinero que hemos perdido. Nos contaran la película que quieran, pero no los veremos nunca.

La no ejecución y resolución del contrato supone primero, una mala gestión del proyecto en tiempo y forma, no cabe ninguna duda que es necesaria la urbanización de las mismas. Pero en segundo lugar, y por la experiencia y decisiones tomadas por el Gobierno de Navarra en otros Ayuntamientos, entiendo que una perdida de las subvenciones aprobadas.

 Corella, 28 de enero de 2011

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: